«

»

Mar 02

Imprimir esta Entrada

¿Somos violentos por naturaleza? Una visión antropológica.

Constantemente se nos pretende convencer de que la violencia y todo lo que ella conlleva, dolor, tragedia, sufrimiento y un sinfín más de sentimientos negativos, posee también su lado positivo y proporciona al hombre una inspiración divina que contribuye beneficiosamente al avance de la sociedad.

Según mi humilde opinión, pensar de este modo es simplemente una manera más de obviar lo evidente, que la violencia vive dentro de nosotros; queriendo justificar con este argumento que, de algo tan terrible y que durante tantos años ha ocasionado tanto dolor, puede surgir algo provechoso o beneficioso para todos.

En realidad, es una banal y triste excusa para no desprendernos de ella y poder seguir practicándola con el consuelo que proporciona creer absurdamente, que, de algún modo, el fin justifica los medios.

Mientras sigamos pensando que la violencia trae consigo cualquier tipo de beneficio a nivel social, seguiremos viviendo (o más acertadamente, sobreviviendo) en un mundo oscuro y triste, donde se premia el hecho de ir dejando cadáveres por el camino.

Deberíamos tratar de darle un giro completo a nuestra manera de pensar y tratar de convivir en una sociedad pacífica y armoniosa, donde predominen los sentimientos positivos. Quizá nos sorprenda descubrir que realmente el avance puede surgir de ahí. No obstante, nos asusta terriblemente perder esa gran fascinación que nos proporciona la violencia y con la que llevamos conviviendo desde que el mundo es mundo.

Por Eva Cebrián. Curso de acceso a ciclos de grado superior.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+

Enlace permanente a este artículo: http://cpepamiguelhernandezhuesca.catedu.es/somos-violentos-por-naturaleza-una-vision-antropologica/