«

»

May 21

Imprimir esta Entrada

IRLANDA – LA ISLA ESMERALDA

WELCOME TO IRELAND

¿Por qué nos gusta Irlanda?

¿Con qué excusa cogerías un avión y volarías hasta allí?

La nuestra fue realizar un viaje de estudios y practicar el idioma.

La Irlanda de las postales no es una mera ficción: existe de verdad. Y los alumnos del CPEPA Miguel Hernández lo pudieron comprobar de primera mano entre los días 9 y 13 de mayo.

Se trata de un país pequeño pero con una gran reputación, a la que sin duda contribuyen sus increíbles paisajes y su gente cordial, que siempre ofrece un cálido recibimiento.

Nos sobrecogimos con la soledad ondulante de las inhóspitas colinas de Connemara y la belleza de la magnífica Abadía de Kylemore, ejemplo de un pasado monástico,  una preciosa mansión construida junto a un lago y rodeada por de montañas, regentada desde hace más de 300 años por las monjas benedictinas irlandesas.

Callejeamos por Galway, ciudad con la que  tenemos un pasado en común, ya que mantuvo durante largo tiempo relaciones comerciales con España, esa influencia española se aprecia en su arquitectura, ejemplo de ello es “The Spanish Arch”, portón situado en las antiguas murallas de la ciudad y la “Spanish Parade”, una explanada donde los comerciantes acaudalados y sus familias disfrutaban de agradables paseos.

Admiramos,  maravillados,  los impresionantes e infinitos acantilados de Moher, en los que gastamos los gigas de espacio que nos quedaban en la memoria del móvil. Los acantilados de Moher se encuentran en el límite sur occidental del desierto rocoso de “El Burren” y se elevan 120 metros sobre el océano Atlántico a lo largo de 8 kilómetros. Irse de Irlanda sin ver estos acantilados es imperdonable.

Acabamos nuestro periplo irlandés haciendo un recorrido turístico por la ciudad de Dublín, cuya historia se remonta hasta la época vikinga, huellas de este pasado histórico son aún visibles en las callejuelas del casco antiguo. Esta ciudad milenaria presume de maravillosas catedrales e iglesias, galerías de Arte, museos y edificios históricos, pero es ante todo conocida por sus espléndidas plazas Georgianas y jardines públicos. Accedimos al Trinity College fundado en 1592, allí quedamos fascinados por su antigua biblioteca con más de veinte mil manuscritos y nos dejó encandilados el famoso Libro de Kells, manuscrito del siglo IX con una bellísima ornamentación y obra de los monjes del monasterio de St. Columba, en la isla de Iona, norte de Escocia.

Visitamos  también la “Guinness Storehouse”, donde a provechamos para degustar la mundialmente famosa cerveza negra.

Dedicamos algo de tiempo para explorar otros rincones de la ciudad. Nos dejamos caer por Temple Bar, donde se concentran algunos de los pubs y restaurantes típicos de la ciudad, donde no falta la música, el ambiente y la bebida. Pasar una velada en el patio de un pub disfrutando una pinta de cerveza negra o un Irish Coffee es tarea obligada para locales y visitantes.

Irlanda es un país con mucha cultura e historia. Sus costumbres se han visto influidas por Gran Bretaña y por los vikingos. Posee cultura druida e influencias de la civilización romana, por lo que sus habitantes son descendientes directos de la cultura celta. Irlanda nos ofrece desde ver una obra de alguno de los grandes dramaturgos en Dublín, o disfrutar una “sesión” de música tradicional en un pub, o asistir a un concierto de rock en un bar, o toparse con “Mutefish” (un grupo de artistas callejeros) en una esquina de una calle dublinesa.

 

GALERÍA DE FOTOS – CPEPA MHHU EN IRLANDA

 

Acantilados infinitos, frescas praderas, castillos medievales, pueblos de calles empedradas y mucho encanto, música folk tocada en vivo en el cálido ambiente de una taberna…

Así es Irlanda, única, especial, misteriosa.

La “isla esmeralda” la llaman.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+

Enlace permanente a este artículo: http://cpepamiguelhernandezhuesca.catedu.es/irlanda-la-isla-esmeralda/