«

»

May 19

Imprimir esta Entrada

“APUNTES DE UN POETA SOCARRÓN: MARCIAL, VIAJES DEL JALÓN AL TÍBER.”

Irene Vallejo cautivó al público asistente a su charla sobre el poeta Marcial en la biblioteca del CPEPA Miguel Hernández de Huesca.

Con su dulce dominio del lenguaje nos ilustró sobre Marco Valerio Marcial, poeta de origen aragonés que se ganaba la vida en Roma con sus escritos, y que es un gran desconocido para la mayoría de los aragoneses.

Irene, gran estudiosa y conocedora del mundo greco-romano, explicó que se disponen de pocos datos oficiales sobre Marcial, del que conocemos algunos aspectos de su biografía y su carácter por los detalles personales con los que iba jalonando sus poemas.

La escritora aragonesa nos fue guiando a través de la obra de este bilbilitano de “humor somarda” que se describió a sí mismo como un celtíbero de “rebeldes cabellos hispanos”, al que no le gustaba ser abogado ya que pedía “vivir días sin pleitos”. Dado que era una persona que manejaba el latín y la retórica, Irene supone que debió de recibir una buena educación y que su clase social sería media-alta ya que pudo permitirse viajar a Roma en una época en la que no había vuelos de bajo coste y los viajes eran cosa de pocos.

Descubrimos además que para ganarse la vida en Roma, la ciudad de las oportunidades de la época, hubo de halagar a emperadores y otros personajes pudientes del momento que actuaban de mecenas y permitían sobrevivir a la gente de la cultura legándoles parte de sus pertenencias en sus testamentos. Para ello los poetas y escritores se entregaban a una especie de “clientilismo” y por las mañanas se dedicaban a visitar a sus “patrocinadores” para pedirles protección económica a cambio de halagos y adulaciones. Esta tarea no era plato de gusto de nuestro paisano Marcial que lo hizo constar indicando que no era amante de madrugar: “No quiero ser rico, quiero dormir”.

Irene nos informó que su obra la componen 11 libros de epigramas y 1556 poemas, en los que hablaba de cosas cotidianas, de la vida misma, de cómo regalar bien, y en los esparcía vocablos de toponimia aragonesa añorando su Bílbilis natal.  Que inspiró a Quevedo y a Gracián y que Marcial es una gran aportación hispana al mundo romano que no está lo suficientemente reconocida en nuestro entorno. 

En el CPEPA Miguel Hernández estamos encantados de haber podido contar con la presencia de Irene Vallejo y gracias a ella haber descubierto tantos datos interesantes y divertidos de este poeta aragonés. Asimismo nos agradó su cercanía y su amabilidad, presentes en todo el tiempo que pasó con nosotros y en especial con su disponibilidad para atender a sus seguidores firmando ejemplares de sus libros al final de la charla. Un placer.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Enlace permanente a este artículo: http://cpepamiguelhernandezhuesca.catedu.es/apuntes-de-un-poeta-socarron-marcial-viajes-del-jalon-al-tiber/